Make your own free website on Tripod.com
Counseling-Resources
Principios básicos para el aconsejamiento pastoral

Home

Links | Comunity | Contact Us | Documents | About Us | Ethical Statement | Visit our Spanish version/Visite nuestra versión en Español

Principios basicos para el aconsejamiento Pastoral
Por Pablo D. Carli

Indice

1> Introduccion
2> Que es aconsejar?
3> El Pastor como consejero
4> La meta del consejero cristiano
5> Principios basicos del aconsejamiento pastoral
6> Encontrando la base escritural para aconsejar
7> Niveles de consejo
8> Funciones del aconsejamiento
9> Conclusion
10> Bibliografia

Introduccion:
Este trabajo no pretende ser un estudio sobre algun caso especifico, tampoco ahondar en cuestiones puntuales que hacen referencia a situaciones mas especificas dentro del campo de la consejera.
Humildemente me propongo poder sintetizar desde varios autores de renombre en el campo del aconsejamiento pastoral, aquellos principios que permitan realizar una breve introduccion a los conceptos basicos a tener en cuenta para poder comenzar la profundizacin de este trabajo tan importante pero comprometido.
Es por esto que mi intencin es mostrar a diferentes autores, comentando sobre puntos especificos del arte de aconsejar, para asi al final del trabajo poder tener esa introduccin tan necesaria para ahondar en este campo.
La dinamica sera que en cada titulo pondre el nombre adel autor que nos brinda su conocimiento sobre ese tema. Y transcribire los puntos importantes realizando alguna acotacion personal si es necesario.
Como ya he dicho esta es una introduccion a los principios de la consejeria pastoral, lo cual significa que es posible y debera de ser ampliada en algn otro momento.
Pero no vamos a dedicar mas tiempo a esta introduccion, y enfoqumonos en los temas a desarrollar.

Que es Aconsejar?, por Jay E. Adams (pp.25-31)

El aconsejar es bsicamente el proceso por el cual un cristiano restaura a otro a un lugar de utilidad para Cristo en su iglesia.
Cambio: todo aconsejar tiene por objetivo un cambio. Sin este elemento no es aconsejar. En la palabra restaurar, esta necesidad esta claramente implicada: algo(alguien) que ha perdido su utilidad es cambiado(o restaurado) en algo(alguien) que ahora, como resultado, es til para el propsito para el cual fue hecho.
En Glatas 6.1 Pablo habla del cristiano que es "sorprendido en pecado". El cambi que consideramos en la restauracin a la utilidad es un cambi en sus pautas de vida, en la cual las creencias, actitudes y conducta pecaminosas son remplazadas por otras rectas.
Todo aconsejar tiene que ver con cambios en creencias, juicios, valores, relaciones, comportamiento y otros elementos semejantes de la vida.
La confrontacin: implica el contacto personal, verbal, cara a cara, que es el medio usado para efectuar este cambi. Adems, es una confrontacin de un aconsejado por un consejero con los principios bblicos que se aplican a esta situacin. El aconsejar es en todos sus aspectos como un dialogo de ayuda en que el consejero esta a cargo y el tema de la consulta o dilogo es la necesidad de un cambi en la vida del aconsejado.
Inters y afecto: Este elemento siempre debe estar presente. El aconsejar de este tipo usa para efectuar los cambios el ministerio de la palabra. al administrar las escrituras uno interpreta y aplica los preceptos y prcticas de las escrituras a otro con el intento de ayudarle a que tengan lugar en el los cambios que le aliviaran de su miseria y malestar.
El Pastor como consejero, por Emilio A. Nuez (pp. 91-108)
Se ha dicho en repetidas ocasiones que la tarea del pastor no se reduce a la predicacin, ni a los asuntos meramente administrativos de la iglesia local. El pastor tiene la seria responsabilidad de cuidar la grey, y esto demanda la atencin especial a cada familia y a cada miembro de la congregacin.
Cualquiera que sea el tamao del templo, el pastor siempre tendr el privilegio de aconsejar. El deseo de estar con otras personas y ayudarlas en sus problemas y necesidades es inherente a la vocacin pastoral.
La orientacin pastoral es indispensable en el seno de la congregacin. Hay algunas crisis producidas por la brecha entre las generaciones, y problemas que el cristiano experimenta como individuo, o sea la crisis de su propia existencia. El ser humano es complejo y el pastor no debe olvidar esta realidad al ensear u orientar a su grey. Los problemas latentes en los individuos y en los grupos dentro de la iglesia son tambin una oportunidad para el consejo pastoral.
Se ha dicho hasta el cansancio que de la condicin en que se encuentren los hogares depender en gran parte el bienestar general de la iglesia y la sociedad. La familia es determinante para la estabilidad social. Hoy ms que nunca se hace necesaria la orientacin pastoral para la familia cristiana. puede haber en el hogar problemas de adaptacin, comprensin, y por ende de relacin entre los diferentes miembros del grupo familiar. El pastor tiene que estar atento a los problemas familiares y aprovechar toda oportunidad que se le presente para ofrecer la orientacin necesaria.
Todo lo dicho anteriormente, sugiere que el pastor debe llenar ciertos requisitos para alcanzar el xito en su ministerio de orientador o consejero.
El pastor cree en Dios a quien conoce como el ser personal que existe por si mismo eternamente, que ha creado los cielos y la tierra y tambin a nosotros los seres humanos. La cosmovisin del pastor evanglico no es abblica, ni mucho menos antibblica, sino eminentemente bblica. su tica la fundamenta en el carcter de Dios, quin, segn el testimonio de las escrituras, es santo, justo, y bondadoso; y su antropologa se basa en lo que la Biblia revela en cuanto al ser humano.
El consejero cristiano no pasa por alto los factores psicolgicos, educativos, psicosomticos, y sociales del problema humano; pero nunca pierde de vista la realidad del pecado en el universo. Al mismo tiempo reconoce que bblicamente el pecador es redimible y puede vivir para la gloria de Dios y el bien del prjimo en el hogar y en la sociedad, mediante el poder del evangelio. La tica del pastor evanglico es realista; tiene en cuenta el estado pecaminoso del ser humano; pero es tambin optimista, con base en las promesas salvficas de Dios.
El pastor no puede ni debe evadirse de ofrecer la orientacin que se le solicita. Lo ideal es que el pastor haya estudiado siquiera una introduccin a la psicologa. El consejero cristiano puede crecer en su conocimiento de la naturaleza humana, afinando su sentido de observacin, escuchando atentamente a las personas que lo rodean, leyendo todo lo que le sea posible sobre la conducta de los seres humanos, y practicando la orientacin en el nivel pastoral. En todo caso necesitar depender de la sabidura de Dios para ofrecer la orientacin ms adecuada.
Se espera que el pastor sea sociable, que pueda relacionarse con todo tipo de persona, y este lleno de genuino inters por ayudar a los necesitados, sea en lo espiritual, lo moral, o lo material.
El pastor consejero debe tener una personalidad bastante equilibrada, puesto que no podr ayudar a los dems si el mismo no se ha mantenido mentalmente alerta, si no ha dominado sus emociones y afrontado con entereza las contrariedades de la vida.
La conducta del pastor debe armonizar con los principios ticos que el ensea. Debe distinguirse por su humildad y sinceridad. Se caracterizara por un respeto profundo a todo ser humano. No sacara conclusiones apresuradas. No tratara de imponer su consejo. Necesita creer en el poder de la oracin. El pastor consejero inspirara confianza a las personas que aconseja.

La meta del consejero cristiano, por David K. Foster (p. 365)

Su meta es guiarlos hacia una relacin ntima con Dios, de quien proviene toda sanidad e integridad.
1. La adoracin debe convertirse en algo fundamental en su estilo de vida.
2. Dentro de esa relacin, Dios revelar las claves ocultas de su sanidad.
3. Usted servir como un mejor facilitador y mediador si tambin esta involucrado en esta bsqueda ferviente de una relacin con Dios. Siempre busque estar lleno del Espritu santo para obtener poder, sabidura y discernimiento en el ministerio.
4. Evite diligentemente la trampa de confiar en su propia sabidura e intuicin.

Principios bsicos del aconsejamiento pastoral, por Jay E. Adams (pp. 61-71)

Comprobar toda posible causa orgnica. Siempre que haya la ms leve sospecha de que la dificultad pueda tener causas orgnicas, hay que enviar al aconsejado a un mdico(no a un psiquiatra) para una exploracin mdica.
No estimular a intentar un cambi de conducta a personas que no se han arrepentido. El intentarlo es facilitar el fracaso, la hipocresa y dar la falsa seguridad de que Dios va a contentarse con algo inferior al verdadero arrepentimiento. El arrepentimiento es un cambio completo en la mente, que lleva a la confesin del pecado y el deseo de cambio.
Ponerse de acuerdo con planes que estn en armona con la Biblia. Su prioridad mxima en el aconsejar ha de ser siempre agradar a Dios en el problema. Se puede advertir que el fin no justifica los medios.
La asignacin de trabajo en casa luego de comprometerse en el cambi bblico. Este compromiso debe ser voluntario, libre, sincero, no parcial o forzado.
Recoger todos los datos relevantes o de valor. Es mejor excederse en el lado de hacerlos a conciencia, que descuidar algo vital.
El cambi ocurre en formas concretas. El cambi nunca ocurre en lo abstracto.
Resuelva los problemas en el orden apropiado. Hay que tratar ciertas dificultades antes que otras. El fallo en reconocer esto y el no colocar los problemas en el orden apropiado dar por resultado la incapacidad de seguir adelante.
Trata de las relaciones y los resultados. Una persona puede estar convencida de la voluntad de Dios, y todava negarse a cambiar. Una de las razones es los problemas relacionados: su actitud hacia otra persona no ha cambiado. Cuando ves que no vas a ninguna parte comprueba las actitudes y las relaciones para hallar los posibles bloqueos.
Nunca consideres que es poca cosa. No tengas en poco la severidad del problema de un aconsejado. No es fcil para un pecador admitir su pecado. El no dar importancia a la evaluacin de los aconsejados ni a la severidad de la situacin es algo que no debe hacerse nunca.
La verdadera empata es bastante sincera y profunda para estar en desacuerdo. Entra profundamente en el problema del aconsejado para descubrir el aspecto que tiene desde el punto de vista de Dios(esto es, bblicamente). A menos que haya algn desacuerdo con el aconsejado, no tendrs ningn consejo que darle. El punto de desacuerdo es siempre el punto de esperanza en el cual puede empezar el aconsejar.
Empatizar con el sufrimiento no con la conmiseracin propia. Hay bastante diferencia entre el sufrimiento que uno ha de sobrellevar y el sufrimiento debilitante autoinfligido e innecesario de la autoconmiseracin. Un cristiano, como muestra Pedro, ha de confiar y obedecer en medio del verdadero sufrimiento.
Pasa tan rpidamente como puedas del problema a la solucin. Algunos aconsejados solo quieren hablar de sus problemas. Pero como consejero debes orientarte a las soluciones, no a los problemas. La introspeccin, la confesin, la discusin del pasado, todo ello tiene un propsito: el llevar al aconsejado, a un estado de arrepentimiento inteligente y genuino, que pueda resolver rpidamente sus problemas a la manera de Dios.
Vigila las actitudes fijas adoptadas. Los cliss, las frases o historias repetidas con frecuencia indican, la forma en que piensa el aconsejado, las actitudes mentales fijas. Tienes que oponerte a ellas cuando su direccin e impacto es contraria a las escrituras e inhiben el progreso en el aconsejar.
Llama siempre pecado al pecado. Lo ms amable que pueden decirle al aconsejado es la verdad. Hay esperanza cuando se pone la etiqueta correcta.
Pon nfasis en la obediencia a Dios, al margen de los sentimientos. El hacer lo que Dios dice, cuando uno no siente el deseo de hacerlo, no es hipocresa; es simplemente obediencia. Hay que enfatizar que los sentimientos cambian cuando hacemos lo que sabemos que Dios quiere que hagamos, simplemente para agradarle.
Encontrando la base escritural para aconsejar, por Jay Adams (pp. 107-108)
Para encontrarlos de modo fundamental debe conocer de antemano la mayora de los pasajes principales, junto con su significado, que refieren a los principales problemas que se ven una y otra vez en el proceso de aconsejar. Este conocimiento solo viene mediante un estudio regular, intenso de la Biblia, en oracin. Esto significa preparacin.
Niveles de consejo, por Alberto Barrientos (pp. 278-281)
Es muy importante hacer la diferencia entre consejo y reprensin. El pastor muy a menudo confunde estos procedimientos. En realidad son dos cosas distintas aunque no dejan de tener cierta relacin.
1. La reprensin se relaciona ms que todo con el mal andar de un cristiano. Se le declara su situacin. Y se le llama en el nombre del Seor a rectificar sus pasos. Es de carcter moral.
El consejo trata con problemas de la vida, con situaciones de crisis, no importa si tiene implicaciones morales o no.
2. La reprensin es muy vertical. Ya sea el pastor o un hermano van o buscan al que anda mal y le declaran su situacin.
El consejo espera que la persona en necesidad acuda en busca de ayuda.
3. Por la reprensin se declara lo que anda mal y lo que se debe hacer.
Por el consejo se ayuda a la persona a que describa su situacin, a que encuentre las causas de ella, y que busque soluciones

Funciones del aconsejamiento, por James D. Hamilton (pp. 66-71)

Escuchar. El consejero debe permitir que la historia del aconsejado proceda con naturalidad, sin inyectar dominacin o coercin alguna. El aconsejado experimenta una forma de sanidad mientras relata su historia de acuerdo a su propio paso. El pastor esta en posicin de ayudar a las personas simplemente escuchndolas.
El consejo del pastor no puede ser mejor que su informacin. Solamente hay una persona que tiene cierta informacin que el pastor necesita: el aconsejado. Un error comn es el de or ms rpidamente de lo que el aconsejado esta hablando. En esta forma el consejero se adelanta al aconsejado y principia a derivar conclusiones sobre lo que piensa que el aconsejado va a decir.
Responder. Respondiendo propiamente a su conversacin, el aconsejado, siente que su pastor en verdad le ha odo. Esto sucede cuando el pastor responde a lo que se ha dicho de tal manera que pueda proyectar lo que siente, al menos en cierto grado como el aconsejado siente. La empata se ha definido como '' T dolor en mi corazn".
Apoyar. Este trmino lo utilizamos aqu con varias definiciones: sostener, llevar el peso o fuerza, soportar o evitar que uno se hunda. El ministro ayuda a soportar las cargas de los feligreses en tanto que lleguen mejores tiempos para ellos, a travs del aconsejamiento y tratando con sus problemas.
Aclarar. Otra funcin del aconsejamiento es la de ayudar a aclarar la naturaleza del problema de su feligrs. Esta aclaracin es necesaria porque el feligrs esta tan hundido en su problema que ya no puede verlo objetivamente. La emotividad del feligrs acta negativamente sobre su razn. Aqu la actuacin del pastor es doble: 1- reducir la emotividad dejando al feligrs ventilar sus sentimientos, 2- aumentar la racionalidad ayudndolo a examinar con la prueba de la realidad su condicin emotiva.
Interpretar. Este es un trabajo combinado entre el pastor y el aconsejado. Incluye tener un entendimiento de lo que es el problema, que lo ha causado, como ha afectado al aconsejado, y que direccin general habr que tomar hacia su solucin.
Formular. Consiste en ayudar al aconsejado a formular una solucin a su problema. Este proceso ser doble; una formulacin de actitud que incluir un nuevo modo de reaccin y de conducta. y una formulacin de accin.
Guiar. La ltima funcin del pastor consejero es la de guiar al feligrs hacia una meta, usando el mapa que fue creado durante el proceso de formulacin.
Siendo que el pastor consejero tiene la meta para su feligrs de que este crezca, madure y sea un ser total, el pastor estar buscando siempre como perder su trabajo a base de solucionar el problema. Esto es, que ya el pastor no es necesitado del mismo modo que lo necesitaban cuando estaban en crisis.
Conclusin
De esta manera concluyo esta breve introduccin que como dije al inici merece de una segunda etapa de profundizacin de conceptos ms especficos.
En cuanto al contenido he tratado de marcar cual es el ministerio del pastor como consejero, es decir como encuadrarlo en la prctica de la pastoral y como desarrollarlo. Mostrando las bases para hacerlo.
Creo que esta introduccin me ser til para mis estudios posteriores. El cual en s es uno de los objetivos de haber elegido realizar un trabajo de estas caracteristicas.

Bibliografa

1. Hamilton, James; El ministerio del pastor consejero; Missouri, Casa Nazarena de Publicaciones, 1975, pp.141

2. Barrientos, Alberto; Principios y alternativas de trabajo pastoral; Miami, Caribe, 1982, pp. 362

3. Adams, Jay E.; Capacitados para restaurar; Terrasa(Barcelona), CLIE, 1981, pp. 165

4. Nuez, Emilio A.; Desafos Pastorales; Michigan, Editorial Portavoz, 1998, pp. 144

5. Foster, David K.; Sanidad Sexual; Hermitage, Mastering Life Ministries, 1998, pp. 385

6. Carvalho, Esly; Familia en crisis; Costa Rica, IINDEF, 1999, pp. 93

7. Worthington, Everett L.; When someone asks for help; Illinois, Intervarsity Press, 1982, pp.239

8. Stamateas, Bernardo; Perversiones sexuales; Terrasa(Barcelona), CLIE, 1997, pp. 344